4 de marzo de 2015

Las cosas que no vivimos.

Hoy me ha dado por recordar, bueno por correr recordando, como si pudieras alcanzar esos recuerdos o escapar de ellos si corres muy rápido. ¿Te ha pasado alguna vez? Bueno al fin y al cabo esos recuerdos te conciernen, de alguna manera, a ti también. ¿Te acuerdas de nuestra primera peli juntos? La sala estaba prácticamente vacía y en realidad no te gustó la película y entendías que no hubiera nadie, pero a mí me hacía mucha ilusión verla y eso te convenció. ¿Y qué me dices de nuestra primera cena? Fue super elegante y glamurosa, vamos que fue en la pizzería de la esquina, pero con nuestras mejores galas, los vaqueros de siempre y las zapatillas desgastadas pero es como siempre nos ha gustado. También me acuerdo de ese concierto, saltando como locos y cantando hasta quedarnos sin voz, yo no les conocía pero después se convirtieron en uno de mis grupos favoritos. ¿Y esas vacaciones? La verdad que esa playa nunca fue tan bonita como ese verano, a veces creo sentir la arena entre los dedos. Ni esa casa rural tan acogedora como cuando encendimos la chimenea ese invierno mientras nos contábamos mil historias antes de ir a dormir. Aunque los dos sabemos que lo mejor era el viaje, tarareando nuestras canciones favoritas, las que coincidían y las que no. O nuestras conversaciones hasta las tantas hablando de tonterías. Y tengo un montón de recuerdos más. No te acuerdas, ¿Verdad? Normal. Es lógico. Porque no hubo ninguna sesión de cine, ni cena, ni viajes, ni concierto. Y seguramente la mayor parte de culpa la tenga yo.
  • Stumble This
  • Fav This With Technorati
  • Add To Del.icio.us
  • Digg This
  • Add To Facebook
  • Add To Yahoo

4 comentarios:

Irene Alonso dijo...

Precioso. ..

B€!t@ dijo...

Jo, qué bonito!!!! Me encanta muchísimo :)

marina Alonso Cortés dijo...

Gracias cosa guapa!!

marina Alonso Cortés dijo...

Gracias plati!!

Publicar un comentario