11 de marzo de 2015

Te quiero.


Sonó el despertador. En realidad le daba igual, no había dormido mucho, bueno no había dormido nada así que había tenido tiempo de repasar el discurso. Tenía claro lo que iba a decirle y sabía que era el momento de hacerlo así que se levantó y sacó el valor que había logrado estos días. Se puso enfrente y empezó a hablar:


Te quiero. Sé que no te lo he dicho nunca, pero de verdad que te quiero, más que a nada en este mundo te lo juro. Prometo que no sufrirás nunca, que te haré reír a carcajadas todos los días. Que patearé todas las piedras del camino. Que te haré feliz. Que harás lo que te gusta. Que si diluvia, saldrás a bailar "el rock and roll de los idiotas".  Prometo arreglar todo lo malo que te he hecho. Porque te quiero.


Ya está. Por fin lo ha soltado. Sonrío y se retiró del espejo.
  • Stumble This
  • Fav This With Technorati
  • Add To Del.icio.us
  • Digg This
  • Add To Facebook
  • Add To Yahoo

2 comentarios:

B€!t@ dijo...

Jo, me encanta!!! a ver si acabo algún examen y me pongo a escribir algo =)

marina Alonso Cortés dijo...

Gracias plati!!! cuando puedas

Publicar un comentario